Receta de Mini Pizzas de Berenjena en freidora sin aceite


Las Mini Pizzas de Berenjena en freidora sin aceite son una opción deliciosa y saludable para disfrutar de un clásico italiano sin sentirnos culpables. Esta receta es perfecta para aquellos que quieren cuidar su alimentación pero no quieren renunciar al sabor.

Las mejores freidoras sin aceite para esta receta

Ingredientes

  1. 2 berenjenas grandes
  2. 1 taza de salsa de tomate
  3. 1 taza de queso mozzarella rallado
  4. 1/2 taza de champiñones en rodajas
  5. 1/2 taza de pimientos en rodajas
  6. 1/4 taza de aceitunas negras en rodajas
  7. 1 cucharadita de orégano
  8. Sal y pimienta al gusto

¿Cómo hacer Receta de Mini Pizzas de Berenjena en freidora sin aceite paso a paso?

1. Lava y corta las berenjenas en rodajas de aproximadamente 1 cm de grosor.

2. Salpimienta las rodajas de berenjena y déjalas reposar durante 10 minutos para que suelten el exceso de agua.

3. Mientras tanto, precalienta la freidora sin aceite a 180°C.

4. Lava las rodajas de berenjena para quitarles la sal y sécalas con papel absorbente.

5. Coloca las rodajas de berenjena en la freidora sin aceite y cocínalas durante 10 minutos, volteándolas a la mitad del tiempo para que se cocinen de manera pareja.

6. Retira las rodajas de berenjena de la freidora y déjalas enfriar ligeramente.

7. Sobre cada rodaja de berenjena, coloca una cucharada de salsa de tomate, queso mozzarella rallado y los ingredientes de tu elección (champiñones, pimientos, aceitunas).

8. Espolvorea un poco de orégano sobre cada mini pizza.

9. Vuelve a colocar las mini pizzas en la freidora sin aceite y cocínalas durante 5 minutos o hasta que el queso se derrita y estén ligeramente doradas.

10. Retira las mini pizzas de la freidora y sírvelas calientes.

Consejos antes de hacer esta Receta de Mini Pizzas de Berenjena en freidora sin aceite

Antes de comenzar a preparar las mini pizzas, asegúrate de seleccionar berenjenas frescas y firmes. También puedes variar los ingredientes de acuerdo a tus preferencias, añadiendo jamón, salchichas o cualquier otro ingrediente que te guste.

Para presentarlas, puedes servirlas como aperitivo en una reunión o como plato principal acompañadas de una ensalada fresca. Estas mini pizzas también se pueden combinar con otros platos italianos como lasaña o espaguetis.

Espero que disfrutes de esta deliciosa y saludable receta. Si quieres descubrir más recetas como esta, te invito a explorar nuestras otras opciones en el sitio web. ¡Buen provecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *