pizza casera freidora sin aceite

Receta de Pizza en freidora sin aceite

Como ya sabrás, las freidoras de Aire son mucho más saludables que las tradicionales. Pero también son más versátiles. Si las sabes usar tendrás un horno, una tostadora, una sartén y una freidora en un único electrodoméstico. 

Hoy te enseñaremos a usarla como un horno para hacer esta deliciosa pizza. Te dejamos aquí las mejores freidoras sin aceite del mercado, por si aún no tienes una y quieres probar nuestras recetas.

Ingredientes para hacer la masa de la Pizza

  • 250 gr de harina.
  • 6 gr de Sal.
  • 1 pizca de azúcar.
  • 150 ml de agua.
  • 21 g de levadura fresca.
  • Chorrito de aceite de oliva.

Ingredientes para hacer la salsa para la pizza

  • 1 cebolla pequeña.
  • 1/2 cebolla grande.
  • 1 diente de ajo.
  • 3 cucharadas de tomate concentrado.
  • 250 ml de tomate natural triturado.
  • 1 cucharilla de orégano seco.
  • 1 cucharilla de albahaca seca.
  • Sal
salsa para pizza

¿Cómo hacer la pizza en una freidora sin aceite paso a paso?

Aquí te dejamos un vídeo para que veas como se hace paso a paso, pero si te pierdes algo, más abajo te los dejamos escritos.

Freidoras sin aceite para hacer esta receta

Para esta receta, hemos usado la freidora sin aceite Tefal, simplemente increíble por su relación calidad-precio, una vez la pruebes te enamorarás.

Esta receta y muchas más la tienes en nuestro recetario de recetas para freidora sin aceite.

Hacer masa para pizza en la freidora de Aire

  • Añade todos los ingredientes para hacer la masa en un bol y amasalo con la mano hasta que se forme una masa con la que poder trabajar.
  • Si esta muy seca ve añadiendo un poco de agua para que se integren bien los ingredientes. Si está muy líquida ve añadiendo harina hasta que quede con la textura que quieres.
  • Pon en una superficie plana la masa y amásala para quitarle los grumos y las imperfecciones.
  • Si pones un poco de harina en la mesa evitarás que se pegue.
  • Una vez la masa ya esté bien trabajada haz una bola con ella.
  • Cubre la superficie de la bola con un poco de aceite y métela en un bol tapada con un trapo o papel transparente. Y déjala reposar.
  • Después de 30 minutos la masa habrá aumentado de tamaño. Ahora es cuando la puedes amasar. y la puedes estirar con un rodillo hasta tener el tamaño de la base de tu freidora. Te saldrán varias mini pizzas.

Hacer la salsa para la pizza en freidora de aire

  • Sofríe el ajo y la cebolla troceados en una sartén con un poco de aceite.
  • Añade el tomate concentrado y el tomate frito.
  • Déjalo hervir para que reduzca un poco.
  • Añade las especias y la sal y deja que siga reduciendo durante 20 minutos a fuego lento.
  • Déjalo enfriar.

Montar la pizza para la freidora sin aceite

  • Coge tus mini masa de pizzas del tamaño de tu freidora y ponle encima la salsa.
  • Añade los ingredientes que quieras como jamón, aceitunas, anchoas,mozzarella…
  • Ponla sobre un papel vegetal para que no se pegue a la freidora.
  • Métela a 180º durante 10 minutos.
  • A disfrutar de esta increíble pizza.

Consejos para hacer una pizza perfecta

  • Haz tu mismo o tu misma la masa: Nosotros también sabemos que es más cómodo y sencillo ir al supermercado y comprar las bases de pizza. Pero si quieres una pizza espectacular te aseguramos que no hay nada mejor que hacerla uno mismo, podrás decidir el grosor, son más saludables y saben mejor.
  • Usa las cantidades exactas: Sirve para toda la pizza, porque si te pasas con los ingredientes que colocas sobre la pizza al final es una mezcla de sabores demasiado fuerte y no se disfruta bien de la pizza. Pero donde cobra más importancia es con los ingredientes de la masa, si lo haces mal puede acabar sin salir la masa.
  • Amasa bien: Siguiendo con la masa, que es lo más importante de la pizza, asegúrate de amasar bien, esto dará elasticidad, forma y quitará los grumos.
  • No te preocupes por la forma. Haz la pizza y si te queda un poco ovalada no le des más importancia, ya irás cogiendo práctica, lo importante es el sabor.
  • Cuidado con el tomate: Elegir una buena salsa de tomate es esencial, esa mezcla de tomate y orégano hace a las pizzas tan fácilmente reconocibles. Pon lo justo para no empapar la masa y elige uno de buena calidad.
  • Ojito con la temperatura del horno. Los pizzeros profesionales usan hornos de leña a altas temperaturas. Nosotros en casa no podemos hacer eso, pero nos tenemos que asegurar de que la temperatura sea alta y que de tanto por arriba como por abajo para que quede perfecta.
  • Coloca bien el queso. Lo bonito de la mozzarela es que quede repartida por toda la pizza, así que coloca finas láminas y escurridas para conseguir este efecto.
  • Se creativo. No hay comida más divertida que la pizza. Puedes hacer literalmente lo que quieras, combina todo lo que se te ocurra y temas, seguro que descubres nuevos sabores que no creías.
  • No la recalientes en el microondas. Uno de nuestros placeres culposos es la pizza del día anterior, no se porque pero nos encanta. Si a ti también te pasa no la recalientes en el micro, hazlo en el horno para asegurarte de que queda uniforme.

Prueba estas otras deliciosas recetas